Inicio Bienestar Emocional Claves para enfrentar la apatía

Claves para enfrentar la apatía

Muchos de nosotros combatimos a diario contra la apatía. Esta es una emoción que afecta directamente nuestros niveles de productividad. Por lo tanto, enfrentarla es necesario si queremos seguir evolucionando de manera profesional y personal.

No sentirse motivado a hacer nada, puede hacernos cuesta arriba las actividades diarias. Incluso, nuestras expresiones faciales pueden demostrar lo apáticos que estamos en un momento determinado. Si sufres continuamente de esto, se puede convertir en un problema grave y conllevar a la depresión.

Diseñar y ejecutar un plan para salir de este estado de desánimo puede ser la solución a corto o mediano plazo. Puedes llevar una vida más plena y lograr lo que te propones si tomas en cuenta los consejos que te daremos para enfrentar la apatía.

¿Qué es la apatía?

La apatía se puede definir como la falta de interés en las actividades de la vida y hasta las interacciones con las personas que te rodean. Puede afectar tu capacidad para desarrollarte en tu trabajo, mantener tus relaciones personales y disfrutar de la vida.

La apatía es un sentimiento, pero también se puede decir que es una actitud. Que resalta por su indiferencia, despreocupación y desprendimiento. Es una emoción de pasividad constante, que evita que enfrenten retos.

Lo que puedes hacer para enfrentar la apatía 

La apatía puede desencadenar muchos problemas en tu vida personal. El hecho de involucrarte con otras personas o entablar una conversación, son situaciones que evitarás a toda costa.

Tu falta de interés por hacer cosas nuevas o abordar problemas personales, te mantendrá en un estado de letargo y estancamiento.  Es posible superarlo, buscando participar en actividades que te hagan sentir bien, ya sea dentro o fuera de tu casa. De a poco, puedes recobrar el entusiasmo y las ganas de involucrarte más en situaciones que antes te parecían imposibles.

Hacer ejercicio

Estos largos períodos de apatía se pueden combatir, dando pequeños pasos. Empezar a hacer algún tipo de actividad física es suficiente para empezar a ver el mundo diferente. No tienes que iniciar corriendo maratones de 5K.

Puedes salir en tu bicicleta o caminar distancias de acuerdo a tu condición física e ir aumentando la exigencia con el transcurso del tiempo. Si a esto le sumas algo de música, te dará mucho más ánimo y recuperarás la energía progresivamente.

Conversar con otros

Cuando pasamos por períodos de no tener ánimo para hacer nada, es común el aislamiento social. En este estado sentimos que no tenemos nada bueno que decir o compartir.

Podemos dejar de ser apáticos al empezar a acercarnos a otros. Puedes comenzar con los que sean más cercanos a ti y te conozcan bien. Tal vez el simple hecho de compartir una comida o una salida al parque con alguien más, te haga sentir más animado.

Probar algo nuevo

Quizás lo que le falte a tu vida es probar hacer algo nuevo. En vista de que nada te parece interesante, puedes empezar por esforzarte en hacer un curso que sea interesante, aprender a bailar o cocinar un platillo diferente.

Lo que sea que decidas hacer, no te demores mucho tiempo en ejecutarlo, porque de hacerlo, de seguro perderás el impulso y quedarás nuevamente estancado en tu estado de apatía.

Dormir mejor

Aunque parezca contradictorio necesitas dormir más, cuando se duerme poco o el sueño es de mala calidad, se afecta directamente nuestro estado de ánimo. Nuestra energía disminuye, la motivación desaparece y las emociones se alteran.

Si para ti es complicado dormir, intenta despejar tu mente con meditación o dejando de usar dispositivos electrónicos una hora al menos, antes de acostarte a descansar. 

Dividir las tareas grandes

Una alternativa para luchar en contra de la apatía es, dividiendo las tareas grandes en pequeñas. Es decir, si tienes que limpiar tu casa, empieza por las áreas más pequeñas o menos desordenadas, para que tengas una sensación de logro o avance.

Esto lo puedes aplicar en muchos aspectos de tu vida, lo ideal es que puedas hacer varias tareas y que las cumplas para sentirte satisfecho. Incluso, puedes premiarte cuando termines los pendientes, ya sea con una comida, una copa o viendo tu serie favorita.

La apatía se puede superar

A pesar de ser un estado negativo con el cual se puede vivir por cierto tiempo, es importante reconocer que no será permanente. Con los consejos que te hemos dado, lograr mayor entusiasmo e interés es posible.

Independientemente de lo que inicialmente hizo que te sintieras desmotivado, es tu perspectiva actual la que te mantiene estancado. Por lo que debes atacar ese sentimiento y esforzarte en trabajar en eso que recuerdas que te hacía sentir feliz y replicarlo.

SER SALUDABLEhttps://sersaludable.org
La salud puede verse afectada por muchos factores, y la gran mayoría de ellos pueden controlarse. Nosotros queremos ayudarte a hacerlo... Tenemos como objetivo brindarte consejos y recomendaciones que pueden ayudarte a lograr un estilo de vida saludable.

Cursos Destacados

ULTIMAS NOTAS

Conoce más sobre los ingresos pasivos

Los ingresos pasivos son una forma atractiva de generar dinero de manera constante y sin tanto esfuerzo. Tener ganancias que fluyen en...

Lo que necesitas saber sobre el ecoturismo

El ecoturismo es una forma de disminuir el impacto en el planeta de nuestros viajes. Cuando decimos hacer turismo, en ocasiones somos...

Trigo: un alimento que no puede faltar en tu dieta

El trigo es de los cereales más comunes y mayormente utilizado por la población. Lo encontramos principalmente como harina refinada que se...

Consejos para disminuir los desperdicios en casa

La cantidad de desperdicios que a diario producimos en casa puedo impactar de forma negativa al medio ambiente. Tomar la decisión de...

Factores que pueden evitar que concilies el sueño

Tener un sueño placentero y de calidad te ayudará a proteger tu salud física e incluso emocional. Es un requisito indispensable para...